martes, 19 de mayo de 2009

Joshua Edelman Trio, Café Central (Madrid), 18-05-2009

Joshua Edelman Trio, Café Central (Madrid), 18-05-2009
Y llegó el lunes, cuya mañana tuve que dedicar, ya sin mas remedio, a lo que a Madrid me ha traído, es decir, en esta ocasión concreta, aprender un poco mas sobre Linux y otras herramientas, y sumergirme en ese misterioso mundo de siglas y palabras extrañas y frías que configuran el mundo de la informática (que son la teclas que yo toco...para ganarme la vida). Una vez pasado el "trago" obligatorio (tampoco es para tanto, a veces casi me gusta y todo), dedique la tarde al descanso, con vistas a volver al Central por la noche, en esta ocasión para ver la primera actuación de la semana en ese local de un pianista, compositor y arreglista por el que tengo especial admiración: Joshua Edelman.
Hace algún tiempo, por circunstancias que creo haber contado en este mismo blog (así que no voy a repetirme) tuve la ocasión de comprobar que Joshua, además de buen músico, es también una persona con gran calidad humana, así que mi admiración por el aún subió mas enteros.
El caso es que tenia yo ganas de verlo en directo y con tranquilidad. Y resulta que hace unas semanas compruebo - con alegría - que durante toda la semana que yo iba a pasar en Madrid él iba a estar tocando en trio, y en mi club favorito .¿se puede pedir mas?.
Pues si, pidiendo un poco mas, hasta la compañía fue estupenda, porque me acompañó mi hermana pequeña, que vive aquí en Madrid, y que...aunque no es "especialmente aficionada al jazz" (no le gusta que diga que no le gusta el jazz, y puede que con razón, porque creo que un poquito ya le va gustando), por tal de pasar un ratito conmigo, se aviene siempre que puede a acompañarme.
El maestro Edelman apareció por allí poco antes de las diez, así como los 2 fabulosos músicos cubanos que lo iban a acompañar: Moises Porro, en la batería y percusión, y Yelsy Heredia en el contrabajo.
Con la puntualidad habitual del Central - una de las cosas que me encantan del local - comenzaron el concierto con "Juicy Lucy" un tema de Horace Silver, puro hard bop neoyorquino, sentando las bases de lo que alli iba a ocurrir.
Joshua viene dedicándose desde hace años a investigar en las raices de la música latina, y fusionarla con sus propias raices de su Nueva York natal, son las del mas puro bop, y para ello además casi siempre está arropado por musicos de esas latitudes, pero con la peculiaridad de que todos comparten como residencia nuestro país, y concretamente Madrid.
Así que, en lugar de tener el típico repertorio de "standards" americanos, Edelman incorpora también temas mas tradicionales latinos, o arregla temas del cancionero americano "a lo latino", con unos resultados excelentes.
El segundo tema, por ejemplo, fue "Almendra", típicamente cubano.
Como es lógico, gran parte del concierto lo dedicó a desgranar muchos demás de su ultimo CD "Calle del Rosario", disco que recomiendo a todo el mundo, y en el que cuenta con unos músicos de excepción como Steve Turre, Manuel Machado, Edith Salazar, y los presentes Heredia y Porro.
De ese disco, si no recuerdo mal, nos ofreció un simpático blues dedicado a su perro "Zortzi´s Dance", otra composición suya llamada "Refugio" y un precioso arreglo con ritmos cubanos de una pieza de Carl Emmanuel Bach, llamado "Solfeggietto" (con el que cerró el concierto, por cierto).
En el apartado de baladas, preciosa también su composición "Mas vale tarde que nunca", título indicativo del tiempo que tardo en componerla, tras la petición de una amiga aficionada a las baladas de jazz.
Sobre el standard "Laura" también nos deleitó con un arreglo del pianista cubano Peruchin, muy original, y como es lógico, muy latino tambien.
Genial tambien sonó la versión del "My one and only love", uno de mis standards favoritos.
Y otro tema de una belleza excepcional fue una también balada de Michel Legrand titulada "Do you keep the music playing".
Una gran variedad de estilos, de compositores y de arreglos, por los cuales el trio pasaba sin problemas, dominándolos todos. El contrabajista Yelsy Heredia nos ofreció -y nos cantó también - algún solo verdaderamente espectacular, derrochando originalidad y simpatía. Y Moises Porro hizo un trabajo impresionante, sobrio cuando se requería, sobre todo en las baladas, usando las escobillas con gran sensibilidad, y potente en los temas de sabor mas latino. También nos ofreció algún solo de percusión, con un fondo de tumbao, de los que Joshua Edelman es un maestro.
Cuando ya se despedían, tras el arreglo cubano-barroco que comentaba antes, ante la insistencia del respetable, nos soltaron así, a bocajarro, un "Round Midnight" de los que ponen "los pelos como escarpias". Con semejante bis, nos fuimos encantados del concierto. Como le dije a Joshua...no me despedia, porque le prometía volver, y así lo hice. Pero eso lo contaré en otro momento.

1 comentario:

Janderita dijo...

Hermanico, si te digo que no digas que no me gusta el jazz.....no me seas tramposo! La verdad, me sirve de mucho leer la crónica del concierto, porque no me acuerdo ni de la mitad de las cosas que cuentas. Claro, es que yo no conocía los temas....Pero me gustó, eh?